En conmemoración del Domingo de Ramos, los católicos del municipio Guacara se reunieron en la avenida Piar, para recibir la bendición de las palmas y luego hacer la procesión hasta la plaza Simón Bolívar, donde se llevó a cabo la Santa Misa.

El párroco Oscar Martínez, fue el encargado de santificar los ramos y de guiar a los fieles hasta el lugar donde se relataría la Pasión de Cristo, cumpliendo así con las tradiciones de la Semana Mayor, mismas que debido a la pandemia no se realizaban desde hace dos años.

“Después de haber preparado nuestros corazones desde el principio de la cuaresma, nos reunimos hoy para iniciar con toda la iglesia la celebración del misterio pascual de nuestro señor Jesucristo, es decir su pasión redentora, el mismo hizo su entrada a la cuidad de Jerusalén, por eso lo conmemoramos con fe y devoción”, expresó el sacerdote.

De la misma manera, Martínez resaltó como debe usarse la palma bendita, en qué lugar del hogar hay que colocarla y cuál es su función. «Hay que ponerlas detrás de la puerta de la casa, para que nos proteja y como recuerdo de la victoria pascual de Jesús», dijo. Luego de finalizar la misa, el párroco agradeció el apoyo del alcalde Johan Castañeda y de la primera dama Corina Hernández de Castañeda, por sus buenos oficios para la entrega de las palmas a las casas parroquiales, “para celebrar la Pascua, de manera espontánea, las personas tomaron ramos de olivo y aclamaban bendito el que viene en nombre del señor, es Cristo, en su entrada a Jerusalén».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.